Taller de Iniciación a los Bailes Latinos

Taller de Iniciación a los Bailes Latinos
La música es un medio de expresión y de comunicación que permite en las personas con discapacidad potenciar tanto su disfrute personal como su inserción social. A través del uso terapéutico de la música podemos ofrecerles herramientas, vías y recursos de comunicación y expresión, haciendo que no solo su calidad de vida mejore, sino que utilicen su tiempo de ocio de una forma creativa. 
 
La música puede brindar un medio no verbal de auto expresión y comunicación o servir como un puente conectando canales verbales y no verbales de comunicación. Cuando es usada de manera no verbal la improvisación musical puede reemplazar la necesidad de palabras y por lo tanto proveer una forma segura y aceptable de expresar conflictos y sentimientos que son difíciles de expresar de otra forma.
  • Proveer a las personas con discapacidad de un espacio en el cuál pudieran expresarse libremente y ser creativos a través de la música y danza. 
  • Superar posibles rechazos en principio injustificado a la realización de ejercicio físico, considerado primordial para el mantenimiento de la calidad de vida y un funcionamiento adecuado.
  • Obtener considerables beneficios a través del baile, tales como mejora de la autoimagen, desarrollo de la sensación kinestésica, incremento en la motivación, desarrollo de la conexión mente-cuerpo, desarrollo de la cooperación social y trabajo grupal.
  • Desarrollar habilidades sociales.  Fomentar la autoestima con el fin de favorecer la calidad de vida de los usuarios.
  • Trabajar la motricidad fina/gruesa, el control del movimiento y el desarrollo del lenguaje
  • Estos talleres se dirigen a mejorar las habilidades de los alumnos requeridas para su independencia y adaptación al puesto e interacción con otras personas.
  • Este taller se desarrolla a través de una metodología práctica y participativa, dedicando el monitor unos minutos iniciales a explicar a los participantes las actividades a realizar siendo flexibles en la ejecución de las mismas según los gustos o intereses que se expresaran.
La música es un medio de expresión y de comunicación que permite en las personas con discapacidad potenciar tanto su disfrute personal como su inserción social. A través del uso terapéutico de la música podemos ofrecerles herramientas, vías y recursos de comunicación y expresión, haciendo que no solo su calidad de vida mejore, sino que utilicen su tiempo de ocio de una forma creativa. 
 
La música puede brindar un medio no verbal de auto expresión y comunicación o servir como un puente conectando canales verbales y no verbales de comunicación. Cuando es usada de manera no verbal la improvisación musical puede reemplazar la necesidad de palabras y por lo tanto proveer una forma segura y aceptable de expresar conflictos y sentimientos que son difíciles de expresar de otra forma.