Curso Evaluación e Intervención en Personas con Trastorno Dual.

Curso Evaluación e Intervención en Personas con Trastorno Dual.
En este curso analizaremos las complejas relaciones entre el trastorno dual y los procesos de rehabilitación psicosocial con menores. Estos procesos pueden convertirse en factores de riesgo o de protección según la preparación de los equipos para detectar, evaluar, prevenir e intervenir eficazmente sobre el uso de drogas en personas con trastornos mentales severos.
 
Expondremos las características de los procesos de evaluación de los trastornos duales, sus dificultades y sus peculiaridades. Finalmente, revisamos los tratamientos disponibles. El primer paso para abordar los trastornos duales es la valoración por parte de los profesionales de su relevancia en la evolución de la enfermedad y en los procesos de rehabilitación e inserción social. La promoción de la salud debe formar parte de las actividades de rehabilitación.
Deben desarrollarse programas de «reducción del daño» y, sólo con las condiciones necesarias, intentar un programa «libre de drogas».
 
Ayudar a estos menores para que superen las barreras que dificultan su desarrollo es un objetivo básico de todos aquellos que están implicados en la promoción de la salud y para conseguirlo es imprescindible poner en marcha medidas que ayuden a identificar tempranamente las diversas condiciones de riesgo tanto personales como ambientales e intervenir sobre ellas potenciando los factores protectores a través de la educación, la formación, la orientación y el apoyo.
  • Consolidar los conocimientos necesarios para mejorar la calidad de vida de las personas con trastorno dual y necesidades de apoyo generalizadas y de sus familias utilizando las herramientas adecuadas de organización y gestión.
  • Comprender el concepto genérico de trastorno dual y otras patologías y/o trastornos asociados.
  • Identificar la problemática que encierra el uso de la intervención física como respuesta a conductas desafiantes, así como los aspectos a observar en caso de tener que utilizarla.
  • Conocer la secuenciación de las distintas fases por las que atraviesa la elaboración de un Programa de Planificación individual y su aplicación.
  • Tutores, educadores, trabajadores sociales, psicólogos monitores y personal en general relacionado con el trato y educación de menores.
  • Titulados universitarios y estudiantes de últimos cursos que quieran acceder a la oferta laboral en el sector de los servicios sociales, educación social, reinserción socio-laboral y servicios socio-sanitarios públicos o privados.
1. El trastorno dual.
Descripción.
Incidencia.
Clasificación.
 
2. La intervención física.
Principios.
Métodos generales de intervención.
 
3. La actuación de profesionales ante conductas desafiantes graves y uso de intervenciones físicas.
 
4. Evaluación conductual.
 
5. Plan de intervención.
 
6. Registro de progreso.
 
7. Plan de intervención física.
 
8. Registro de intervención física.
 
9. Valoración del riesgo.
 
10. El consentimiento informado y su revocación.
En este curso analizaremos las complejas relaciones entre el trastorno dual y los procesos de rehabilitación psicosocial con menores. Estos procesos pueden convertirse en factores de riesgo o de protección según la preparación de los equipos para detectar, evaluar, prevenir e intervenir eficazmente sobre el uso de drogas en personas con trastornos mentales severos.
 
Expondremos las características de los procesos de evaluación de los trastornos duales, sus dificultades y sus peculiaridades. Finalmente, revisamos los tratamientos disponibles. El primer paso para abordar los trastornos duales es la valoración por parte de los profesionales de su relevancia en la evolución de la enfermedad y en los procesos de rehabilitación e inserción social. La promoción de la salud debe formar parte de las actividades de rehabilitación.
Deben desarrollarse programas de «reducción del daño» y, sólo con las condiciones necesarias, intentar un programa «libre de drogas».
 
Ayudar a estos menores para que superen las barreras que dificultan su desarrollo es un objetivo básico de todos aquellos que están implicados en la promoción de la salud y para conseguirlo es imprescindible poner en marcha medidas que ayuden a identificar tempranamente las diversas condiciones de riesgo tanto personales como ambientales e intervenir sobre ellas potenciando los factores protectores a través de la educación, la formación, la orientación y el apoyo.